Sorbas (Almería)

 

Cueva del Tornero

Coordenadas: x: 0599112; y: 4487061; z: 1340 m. (Datum Europeo 1950)

Recorrido total: 11.000 m.

Distancia del aparcamiento a la entrada: 25 minutos, aunque a nosotros, la verdad, es que nos costó bastante más.

Localización: El acceso a la cueva puede realizarse por cuatro accesos diferentes:

Uno parte desde el río de la Hoz Seca en las proximidades de Herrería, al que se llega por pista desde Peralejos de las Truchas. Desde allí se toma una senda que remonta el río, que se vadea en varios puntos (Tiempo de acceso, 45'). Para poder acceder por este camino es necesario llegar hasta la Herrería en 4x4: un turismo no puede hacerlo.

Otro camino más largo desciende por el propio barranco de la Hoz, y parte del puente que cruza este río desde la carretera que viene desde Checa. (Tiempo de acceso: 1h. 30').

El camino de acceso que se propone en Cuevas y Simas de la Zona Centro consiste en tomar en Checa la carretera que se dirige hacia la Hoz Seca, para desviarse, a unos cuatro Kilómetros del pueblo, por una pista que sale a mano derecha y que se inicia a la altura de unas cabañas de ganado. Esta pista sube en su inicio a media ladera y tras dejar un camino hacia unas casas, se toma, unos 600 m. más adelante, una pista mojonada a la derecha. Unos 1.000 m. después, y dejando una pista a la derecha a mitad de camino, se coge otra a la izquierda que discurre en dirección sur por el fondo del valle. Después de dejar un desvío a la izquierda y luego otro a la derecha que lleva a una casa derruida, se sigue, en el siguiente cruce por la izquierda (puede haber una señal), que lleva a unas casas derruidas, Pajares de Pellejero, donde se puede dejar el coche y seguir a pie, o bien continuar unos 600 m. más por una pista muy poco marcada hasta el borde de la plataforma, Quebrada del Pellejero. El recorrido total por pista es de unos 6 km. Desde las últimas casas o desde el Puntal se continúa bajando la Cuesta del Pellejero hacia una vaguada de dirección sur y que acaba en unos cortados de más de 40 m. de altura. Para salvar ese desnivel se ha de seguir pegado al precipicio siguiendo la potente faja caliza hasta una zona de graderíos, por los que es posible bajar hasta la base de las paredes, que aquí toman tonalidades rojizas y aparecen horadadas en su parte alta. Se sigue bajando hasta una zona boscosa, donde se toma una senda marcada que más adelante discurre a media ladera y que lleva directamente hasta la cueva, que se abre a unos 15 m. por encima del cauce del río.

El camino que nosotros recorrimos de la mano de un conocedor de aquellos parajes no se desvía del camino a los cuatro kilómetros de Checa, sino que continúa por él hasta llegar a una casa (coordenadas X: 0601536; Y: 4489345) que queda a la derecha y junto a la cual sale una bifurcación, menos marcada, también a la derecha, por la que continuamos unos 500 m. hasta llegar a otra casa donde hemos de dejar el coche. La ubicación de sus coordenadas es X: 0601363; Y: 4488850 (todas las coordenadas las colocamos en función de la ubicación del GPS, por lo que el error es de unos 5 m. El datum utilizado es el Europeo de 1950). Justo donde dejamos los coches y con dirección 260º Oeste, comienza un descenso que nos lleva directamente al fondo de un valle. Continuamos por él hasta llegar al Rincón del Caballo. A partir de ahí, desde el fondo del valle en el punto X: 0600156; Y: 4487874, y campo a través, comenzamos a ganar altura subiendo a media ladera en dirección a lo alto de una vaguada en el punto X: 0599712; Y: 4487622, y desde ahí, se toma la planicie en dirección sur-oeste, hasta que lleguemos, por una zona rica en fósiles hasta una paridera en ruinas que se encuentra en X: 0599424; Y: 4487149. Desde ella se penetra en un bosque, hasta que llegamos a los farallones del Barranco de la Hoz Seca (X: 0599348; Y: 4487037). Una vez situados en lo alto de las paredes, seguimos estas en dirección a la izquierda hasta llegar al punto aproximado X: 599526; Y: 4486889, desde donde es posible bajar al barranco por una pedrera. En este tramo hay mojones de piedras que señalan el camino. Una vez llegados al fondo del barranco, tomamos este a la derecha, por la misma margen por la que hemos bajado. A unos 400 m., a la derecha, en un recodo tras pasar por la surgencia que procede de la misma cueva del Tornero (Cueva del Agua), y a unos 15 m. de altura sobre el curso del arroyo, se encuentra la entrada a la cavidad. Llevando equipo para tres días, a nosotros nos costó 2 horas y media llegar hasta allí. Yendo sin carga, hicimos el camino en 1 hora y 15 minutos. La razón fundamental es lo que se tarda en bajar por las gradas de la pedrera: con carga, el descenso es más delicado.

Descripción de la Cueva del Tornero:

En grandes rasgos está constituida por dos sectores cuyas galerías son ortogonales entre sí.

El sector Norte es el que presenta mayor recorrido. Después de numerosos ascensos y descensos con un recorrido meandriforme, termina en un sifón que hasta hoy nadie ha franqueado. Encontrar este ramal no resulta fácil porque su inicio está un poco escondido.

La entrada a la cavidad se realiza por una gran sala en la que podemos encontrar vacas descansando a la sombra. Al fondo de la sala se abre un paso bajo y angosto por el cual nos colocamos en la Galería Principal y, avanzando por ella, llegamos a una ramificación en la que podemos tomar el camino de la derecha o el de la izquierda. El de la derecha nos llevará, entre derrumbes, a la Galería Este.

     
   
     

Tomando el de la izquierda, que aparece marcado como D2, iniciamos una rampa de arena. Siguiendo por la misma galería, llegamos a un lugar en el que aparece una nueva bifurcación. Hacia la derecha nos introducimos en una zona laberíntica, donde se entrecruzan numerosas galerías, en las cuales podemos encontrar las zonas más concreccionadas de la cueva, destacando en ellas la profusión de hermosas coladas. Siguiendo por el caño de la izquierda en la bifurcación anterior, llegamos aun meandro con agua en el fondo que es posible superar por la pared izquierda sin dificultad. Tras pasarlo, la galería gira a la derecha y desemboca en otro meandro que es posible superarlo por arriba o por abajo, siendo más cómodo por la parte inferior si, como cuando nosotros estuvimos, no se encuentra demasiado inundado. Al salir de este meandro, junto a la pared de la izquierda, hay una gran piedra. Sobre ella, en la pared, podemos encontrar, desafortunadamente, numerosas pintadas de distintos grupos de espeleo (parece mentira que un grupo de espeleología se dedique a hacer pintadas en una cueva). Entre ellas, una en blanco y otra en rojo, indican D5. Ahí está la entrada de la Galería Norte. Accediendo por ella encontramos una galería claramente freática que va teniendo distintas subidas y bajadas. En una de ellas, tras bajar por una rampa de arena fina, como de playa, encontramos un sifón que si bien no estaba del todo cerrado, requería llevar un equipo distinto al que nosotros teníamos, por lo cual no pudimos avanzar más.

El sector Este se compone de grandes galerías, en su mayor parte inactivas. Presenta una Galería Principal de la que parten diversas ramificaciones, siendo de destacar la galería inferior que se dirige hacia el Sifón Mari Carmen (la cual tiene su entrada en un caos de piedra hacia la derecha y hacia abajo, que se encuentra antes de llegar a la zona del Laberinto de galerías), así como la zona laberíntica, desarrolladas a un nivel superior, que se sitúan en la zona intermedia y que conectan con el ramal norte.

La Galería del Sifón Mari Carmen, es sin duda, de gran belleza,si bien no presenta formaciones verticales. El paso de agua por estas galerías las hace cobrar un rico colorido y numerosos gours de aguas tremendamente cristalinas, teniendo incluso algunos cantidad de agua suficiente como para darse un baño. Al final de la galería (si ha sido un año suficientemente seco) se llega al sifón que da al exterior en la Cueva del Agua. Apagando todos los carbureros, es posible intuir, bajo el agua, la claridad que proviene del exterior de la cavidad.

Otro aspecto a destacar es la presencia de un sifón pasada la zona central, en el Ramal Este, de unos 30 m. de longitud, en el que es necesario medios subacuáticos para acceder a las galerías que se abren tras él. Las bellas secciones observadas en este sector indican que su origen es freático, si bien en las galerías superiores del enrejado central se ha producido un encajamiento vadoso. En periodos de grandes sequías los niveles de agua presentes en la cavidad disminuyen ostensiblemente.

Para navegar con GPS:

Puntos topográficos Descripción
X: 601.536; Y: 4.489.345 Casa
X: 601.363; Y: 4.488.850 Parking
X: 600.156; Y: 4.487.874 Rincón del Caballo
X: 599.712; Y: 4.487.622 Alto
X: 599.424; Y: 4.487.149 Paridera en ruinas
X: 599.384; Y: 4.487.037 Farallones del Barranco de la Hoz Seca
X: 599.526; Y: 4.486.889 Comienzo de la bajada al barranco
X: 599.358; Y: 4.486.807 Fondo del Barranco de la Hoz Seca
X: 599.112; Y: 4.487.060 Boca de la cavidad

Topografía de la Cueva del Tornero

Cueva del Tornero
Cueva de las Majadillas
Sima de Alcorón
Sima Juan Herranz I
Sima Juan Herranz II
Cueva del Gorgocil
Sima del Fraile
Sima del Portalón
Cueva del Royo Malo
Sima de Huetos
Sima Orna
Sima de La Raja